el-dado-errante-batman-v-superman

Este fin de semana fui al cine a ver Batman v Superman: el amanecer de la justicia con mi costillita y heme aquí ahora: escribiendo una reseña tratando de no espoilear al personal. Tengo que decir que fui al cine sin saber gran cosa de lo que iba a ver. No hice ningún tipo de investigación previa ni leí cómics alrededor de las veces que Superman y Batman se habían encontrado ni nada. Ni siquiera vi los trailers. Más aún, no soy especialmente fan del DC superheróico: sólo tengo leídas algunas historias famosas de Batman. Sí, soy un ávido consumidor de lo que un día fue Vértigo, pero esa es harina de otro costal. Bueno, aclarados los términos de la reseña ¡allá voy!

Caca.

La primera escena es un anuncio del nuevo Jeep Renegade “Dawn of Justice” donde vemos a Bruce Wayne conducir el susodicho todoterreno sin mayor sentido por Metropolis durante el combate entre Zod y Superman… creo, porque tampoco lo explican. La escena termina con Bruce Wayne agitando el puño al cielo cual Homer Simpson. Todo muy dramático y con mucho calzador. Luego la cosa empeora.

Caca de la vaca.

La estructura de la película se puede resumir en una primera hora de confusión y aburrimiento. Luego vienen hora y media de metraje que ya es un poco más razonable, 10 minutos de batalla épica molona interrumpidos criminalmente con una escena que sobra y unos 4 finales distintos uno detrás de otro.

Una auténtica hez.

Sin entrar a valorar el guión desde el punto de vista friki, dado que no soy un experto en el género (por cierto, tengo entendido que está plagado de referencias a cómics clásicos de DC), me centraré un poco más en lo que creo que son errores de bulto que tiran por tierra la película al margen del género cómiquero:

Puta mierda de montaje.

Es un compendio de flashbacks, flashforwards, cortes abruptos, secuencias sin sentido y escenas que no sabes cuando terminan. Además hay montones de cosas que pasan por que sí. Mientras que yo terminé con la sensación de que me faltaban trozos de la película y que tendría que esperar a ver la versión extendida en bluray (¡ja! no se lo creen ni ellos), el niño que estaba un par de butacas a la derecha mía ya iba por el tercer sueño.

Puta mierda de desarrollo de personajes.

Alfred ahora-soy-controlador-aéreo, Lex Luthor me-he-escapado-de-Arkham-Asylum, Wonder Woman no-se-que-hago-aquí… Pero lo peor de todo es Batman. Sí, ya sé que este Batman está basado en el Batman de Frank “sociópata” Miller y en su versión más de videojuego to wapo ahí con armadura y tal… Pero joder, digo yo que podían hacer algo para dar a conocer los cambios respecto al Batman de Nolan, ¿no?

– – –

Para mí la película es mala porque está mal hecha. Luego el tema de si adapta bien las historias de los cómics y eso, ya tal…

No obstante parece ser que hay muchos fans de DC se empalman viendo las referencias a cómics míticos y por eso no son capaces de entender que un puto flashforward de Injustice sólo aporta minutos de confusión extra (esas son las típicas cosas que deberían dejarse como escenas extra para el deuvede). Así que si sois muy fans de la editorial, bueno, sarna con gusto no pica, ¿no?

 

coc_2014_nacnews_home

 

Hace unas semanas me encontraba decidiendo que juego de mesa atrayente y entretenido podría conseguir para jugar con mi pareja, ya que por motivos de trabajo, estudio y familia se hace bastante difícil quedar con todos tus allegados  para una buena partida de rol.

Como hacía tiempo que no palpaba ninguna experiencia relacionada con el maravilloso mundo de los Mitos de Cthulhu busqué que posibilidades había, y aparte de las obvias (Arkham Horror, Eldrich Horror etc…) encontré un juego de cartas de La llamada de Cthulhu, muy atrayente, el cual decía ser un LCG (Living Card Game), es decir un juego de cartas vivo, un antiguo CCG (Collectible Card Game), un juego de cartas coleccionable como Magic the gathering , que había cambiado de formato ofreciendo un juego independiente por sí solo en una caja inicial, y que se puede complementar si se quiere con expansiones de cartas fijas, huyendo del modelo antes mencionado intentando ser más justo y más adaptable al juego de cada uno.

Después de leer en varios foros y ver diversas opiniones, seguía con dudas. Durante una larga temporada estuve jugando a Magic con mi grupo de amigos, y fue tal la explotación que hicimos del juego comprando cartas, montando y desmontando mazos, que llegó un momento en que tu mazo quedaba siempre obsoleto. Cualquiera con un mazo preconstruido nuevo, podía orinarle a tu mazo viejo sin mucho esfuerzo, yo que hacía mazos pensando en las dinámicas que quería cogiéndole cariño a mis cartas viejas hubo un momento que me fue imposible ganar a no ser que me olvidase de mis viejas cartas y me hiciese un mazo competitivo de verdad…pero no tenía ni ganas ni fuerzas para ello, y como yo gran parte de mi grupo. No fue hasta casi dos años más tarde cuando Max Power, Superunknow y más gente que compone el Dado Errante, me explicaron las carencias de este tipo de juegos y de experiencias similares a la mía, que volví a Magic tras que me presentaran el modelo de juego “pauper” , un modelo que se basaba en hacer barajas solo con cartas comunes y que hacía que te basases más en las dinámicas del color que en las dinámicas de habilidades que poseían las nuevas cartas. Y resultó que fue muy divertido.

Aún así, seguía temiendo otra especie de Magic  competitivo y consumista, así que decidí ir al bueno de Max Power que con su currículum sabía que podía aconsejarme bien a la hora de realizar la compra o no. Así fue que uno de nuestros queridos Elders  quedó con mi pareja y conmigo para tomar una cerveza y nos trajo una caja bastante amplia del viejo CCG de La Llamada ahora reconvertido en LCG, y nos explicó las virtudes que tenía el LCG que no tenía el antiguo coleccionable de cartas, y que además si planeábamos jugar entre nosotros es un juego que era controlable y que iba a ser equilibrado, pudiendo expandirlo a nuestro gusto. También nos comentó de casos de gente que aún con la dinámica del LCG, intentaban hacerse con más cartas y buscaba hacer el ultimísimo combo para ganar, pero que lo más mayores les aconsejaban que si iban a jugar así, más les valía hacer fotocopias de las cartas y no comprar respetivamente las expansiones, ya que iban a tirar el dinero en un juego que al poco abandonarían por aburrimiento al sobreexplotarlo con ese tipo de prácticas.

Una vez terminada la explicación del funcionamiento del juego, Max jugó conmigo, el cogiéndose a la Agencia y yo al Signo Amarillo (o la facción de Hastur, como prefiráis) y aunque barrió el suelo conmigo, resultó que el juego nos encantó tanto a mí como a mi novia.

Esta experiencia me hizo recordar un tema bastante manido ya por mí en anteriores post, y es que, tanto si juegas a rol con jugadores con una concepción demasiado competitiva, como si juegas al juego de mesa que sea, es precisamente el juego limpio y principalmente las ganas de jugar y pasar un buen rato con tus colegas las que harán que dicho juego haya sido una buena inversión, y no un nido de jugadores rata, que busquen el combo fácil, la trampa o humillar al contrincante hasta que este queme sus mazos, sus libros de rol o peor, no quiera volver a saber nada de estas divertidas y ( bien enfocadas) sanas prácticas, de ello se alza como testigo mis viejos mazos de Magic y, desgraciadamente mis antiguas campañas de Vampiro la mascarada, que si bien contaron con gente estupenda y muy activa, me dejaron un sabor agridulce, haciendo que me pregunte aún hoy en día si nunca debí abandonar mi querida Llamada de Cthulhu (el juego de rol).

Sea como fuese a día de hoy tengo la caja inicial de La llamada de Cthulhu LCG, y la compra ha sido más que acertada, tanto es así que ya nos preguntamos que asylum pack cogeremos, aparte de las expansiones del genial Smash Up. También espero que tanto Max Power , como otros veteranos desempolven sus viejas cartas de la Llamada, ya que no ha querido volver a jugar conmigo al Blood Bowl de pc (no le deben gusta los egipcios y los enanetes del caos).

Vale, y os preguntareis cual es la moraleja de esta historia ¿Qué nos compremos el juego de cartas de La Llamada de Cthulhu? ¿Qué los LCG molan? ¿Qué no hay que gastarse el dinero en drogas? No.

La moraleja es: Disfruta con tus amigos…¡Y juega limpio, coño!

Tus frikadas ya no son tan frikis. ¡Aunque lo intentes!

Ahora la vida es cada vez más pública, nos gusta sentirnos orgullosos de lo que antes nos daba vergüenza. Los jóvenes hablan desde las redes todo lo que se les pasa por la cabeza, se opina abiertamente en un país en el que hace poco había una dictadura, haciendo de la terapia pública, de la sentencia y la confesión una fiebre con tintes de todo tipo, haciendo que la realidad sea casi un viaje psicotrópico.
Los cambios se suceden sin que los asimilemos o sin importarnos darles el peso que tienen y en realidad es difícil pues la gravedad es creciente. Si paramos nos caemos en espiral, mantenemos el equilibrio gracias a seguir rodando.
Una caja musical con un carrusel de circo donde no somos los espectadores, sino los actores, y dando cuerda está el sistema tan bien engranado.
El espectáculo debe seguir y nos dan todo lo que necesitamos, se fijan en todos los detalles para facilitarnos nuestras necesidades… Mmmmm… Bueno igual no, igual simplemente generan nuestras necesidades en base a lo que somos. ¿Quiénes somos? Saben muy bien de que pasta estamos hechos, pues son conscientes de todas nuestras rarezas. Ya no somos tan frikis porque han estudiado los metadatos con amplitud y nos meten en grupos de mercado.

Pero… ¡Oh!

¿Qué está pasando?

¿Estoy diciendo que el sistema se ha vuelto friki?

Sin duda ha tenido que ampliarse con tantos gustos, etiquetas y hashtags, que ya no sabe si está controlando o está siendo controlado por la marea de información que desprendemos.
En verdad dejamos rastro digital, yo diría que incluso impronta.

Hemos forzado a las multinacionales a ser flexibles y serviles.
¿Estaremos siendo activistas sin saberlo gracias a nuestras frikadas?

¿El mundo estaría cambiando democráticamente si todos estuviéramos conectados por la red?

Trazar líneas de conexión entre análisis de gustos, en base al espionaje global de la gente, y el que ahora haya cosas para todos los gustos, no creo que sea una conspiranoia de las que hacían en la guerra fría. La realidad siempre supera a la ficción.

Es más, si te fijas, mucha gente está haciendo de su vida un reality, desde youtubers hasta madres que graban y ponen todo lo que hacen sus hijos pequeños. El Gran Hermano de George Orwell y los episodios de Black Mirror son reflejo de la actualidad.

¡¡¡Hasta los animales tienen sus seguidores!!!

Tenemos asumido nuestro papel en esta obra mundial.
¿No creéis que somos grandes actores?

”Forzoso es hablarle al vulgo en necio para darle gusto”
“Ser o no ser, esa es la cuestión”
“La vida es sueño”

La privacidad ha sido vulnerada pero todavía nuestras mentes son un reducto de originalidad sin patentar, pero… ¿Quiénes somos?

¡Uy!

Y si nos implantaran internet en el cerebro… ¿Llegaremos a compartir todo sin reservas?

¿La transparencia será un logro o una lacra?

El “just in time” nos hace cambiar a todos por igual. ¿Somos más heterogéneos ahora o menos?

¿El gran peligro que se avecina es la falta de creatividad pues todo será normalizado?

¿La evolución del ser humano está en peligro?

¿El friki ha muerto?

Chan chan chaaaaannn

BannerV20EOp

 

¡Damas y caballeros! Se viene la edición del 20 aniversario de Edad Oscura, como ya pasó con mascarada y hombre lobo. El mecenazgo empieza el próximo día 15 y acaba el 30 de Abril, esta edición saldrá con los 13 clanes + todas las líneas de sangre de Edad oscura, también habrá pantalla del narrador nueva y diversas ediciones según queramos invertir más o menos dinero. Para mi desde luego es una compra obligatoria, ya que si parte de la premisa de V20 Mascarada, tendrá un compendio de toda la información necesaria adecuada tanto para los roleros más veteranos, como para aquellos que empiezan ahora. El libro tendrá 488 páginas y estará a todo color. Os dejo enlaces con la información y con el concurso hecho por Nosolorol vía facebook para conseguir un ejemplar premium de este clasicazo.

 

Información sobre el mecenazgo de V20 Edad Oscura

Concurso vía facebook

 

zyberpunk

Ya hemos decidido que queremos jugar con zombies y con el cyberpunk, ¿no? O sea, que queremos Zyberpunk. Bueno, pues lo primero es pensar a qué se debe la visita de nuestros no-muertos adversarios.

Hay muchos motivos por el que puede haber zombies merodeando por el mundo. Pelis, libros, cómics y videojuegos dan buena cuenta de ello. Los juegos de rol especializados son una gran fuente de información al respecto. Yo me voy a centrar en las causas más comunes.

Origen científico-tecnológico

En un entorno cyberpunk los zombies resultado de experimentos pueden ser los más acertados. Este origen puede ser tan descabellado como la sustancia 2-4-5 trioxina (si no has visto El regreso de los muertos vivientes siéntete culpable e indigno) o tan razonable como que en realidad no son exactamente no-muertos, sino cadáver animados mediante nanotecnología y controlados por ordenador. Como Robocop, pero cayéndose a cachos.

Probablemente el recurso del virus mutante es uno de los más socorridos, conocidos y celebrados orígenes zombies. Aquí cabe todo tipo de interpretaciones: humanos bienintencionados jugando a ser Dios, una mala jugada del destino, una malvada corporación buscando crear el arma perfecta, una malintencionada multinacional creando un arma biológica que se le escapa de las manos…

De más allá de las estrellas

Un meteorito relleno de crema resucita-zombies cae a la tierra con tan mala suerte que contamina un río cercano a una ciudad y a partir de ahí ya se sabe lo que pasa… Esto es un poco como decir “lo hizo un mago”, sólo que en mundos tecnológicamente avanzados.

Como punto extra esto de que algo venido de más allá de las estrellas convierta a la gente en monstruos le puede dar un toque lovecraftiano a la partida que siempre mola.

Hay grandes películas inspiradas en esto de cosas malas que caen del cielo y que putean al personal. Así a bote pronto se me vienen a la mente Stuff el yogur asesino, La granja maldita y La noche de los zombies calientes… sólo la última es de zombies en sí misma, pero bueno se entiende el concepto, ¿no?

Movidas sobrenaturales

Vale, así de primeras lo de “lo hizo un mago” no pega mucho (bueno, igual sí: es muy como de Uwe Bol), pero si algo nos ha enseñado juegos como Kult, Shadowrun, Mutant Chronicles y la nave en Horizonte Final es que se pueden meter cosas abundantemente sobrenaturales en un entorno más o menos tecnológico y que todo siga molando.

Posesiones demoniacas o del bajo astral (signifique lo que signifique) que vuelven a la gente zombie y energías oscuras liberadas -por error o no- por un hechicero moderno que bien podría ser colega de Constantin (el de Hellblazer) son explicaciones resultonas y adecuadas pero hay una más guay todavía… ¡Vudú!

El vudú puede tener una aproximación esotérica, pero también una natural (drojas en el colacao). Además puede cubrir perfectamente el cupo de religión o visión espiritual alternativa y exótica que suele haber en toda obra cyberpunk. ¡Y encima es un guiño en toda regla a la Trilogía del Sprawl! (si no sabes de qué trilogía estoy hablando tal vez no deberías estar leyendo este artículo).

Al estilo Romero

Este es el origen más auténtico junto con el tema del vudú. La cuestión es que George Romero no consideraba necesario explicar el origen de los zombies ya que son una metáfora de la sociedad alienada y descerebrada, no monstruos que haya que justificar.

También puedes meter zombies a saco y que los jugadores disparen hasta que se les acaben las balas y luego corran… y ya si eso vas pensando cómo lo explicas todo. Con un poco de suerte todos los PJs morirán y podrás decirles que todo se explicará en una futura partida…

* * *

Bueno, hasta aquí llegamos por hoy. En la siguiente entrega… bueno, ya veremos que escribimos.

Por cierto, podéis leer la fantástica introducción de superunknown al tema del zyberpunk aquí y seguir el resto de los temas en la etiqueta zyberpunk.