La semana pasada desde el 29 de Agosto hasta el domingo 4 de septiembre tuvo lugar en el Centro de Cultura Antiguo Instituto de Gijón, la decimoctava edición del ciclo cinematográfico de pelis chungas, ridículas, descabelladas y divertidísimas como no podía ser de otra forma del Peor…¡imposible!

Cualquiera familiarizado ya con este visionado de películas de libre visionado sabrá que se trata de una actividad cultural que se viene realizando todos los años a finales de verano y que consiste en ver una selección de películas malas…pero malas malas para romperte la caja un rato con tus colegas mientras ves los más absurdos argumentos y los mejores-peores efectos especiales que podrías echarte a la cara, todo ello acompañado de unas conferencias de aproximadamente media hora de duración, que sirven para contextualizar un poco dichos despropósitos o para reivindicar el séptimo arte en todas sus variantes. Es una experiencia que ya muchos conocerán pero nunca está de más recordarle a los cinéfilos o la gente amante de cine de serie B (incluso hasta la Z) chungo y de bajo presupuesto, que nos da una opción más de entretenimiento en las últimas semanas del verano.

A continuación os dejamos una pequeña reseña de algunas pelis que pudimos visionar, ojo que no tienen desperdicio…

Flesh Gordon

Flesh_Gordon_(1974)

 

¿Te gustaba Flash Gordon? ¡Pues Flesh Gordon señoras y señores ahora con más tetas, más culos y más pelo! La premisa de peli en simple: Un emperador (¿del mal?) genérico , pero con tendencias al travestismo está atacando la tierra con su arma disparadora de rayos sexuales. ¡Sí, sí! Rayos sexuales, que hacen que en la tierra los afectados se pongan al tema con ahínco sin importar que estén en mitad de la calle, en la pescadería o en pleno vuelo, como es el caso de nuestro protagonista ¡Flesh Gordon! Acompañado de ¡Dale Ardor! (no es coña) jovencita que casualmente iba en el vuelo con Flesh y que son los únicos capaces de saltar del avión con un paracaídas (y con felación incluida, y sigue sin ser coña) a tiempo de salvarse.

flesh-gordon-31

Su bajeza el emperador Wang.

A partir de aquí las cosas se siguen poniendo raras, ya que caen en la base de un científico loco que al principio les amenaza, y luego cae en la cuenta de que Flesh es el hijo de un colega suyo, y ya que viene con una zagala que está de buen ver y viendo como van las cosas y sabiendo que con el repentino desarrollo de armas sexuales tiene posibilidades de ver tetas con asiduidad, se hacen amigos y les explica la movida. Resulta que los rayos sexuales los dispara el perverso emperador Wang, que al perder el pene (esto tampoco es coña) ha canalizado su frustración sexual en desarrollar un arma para poner a toda la tierra a cuatro patas, y el bueno del profesor chiflado ha creado un falo flotante para viajar por el espacio y llegar al planeta Porno, dónde reside su perversidad, su bajeza, su inmundicia, y demás títulos de decoro, el emperador Wang.

nave pene

ah…¿Que creíais que mentía al decir que la nave era una chorra espacial?

Durante el viaje nuestros héroes pasan más tiempo casi desnudos que vestidos, hasta tal punto que Dale Ardor ya se queda en pelotas por no andar perdiendo el tiempo y tal. El caso es que llegan al planeta dónde se suceden las capturas, reinas desatendidas con pezoneras que disparan rayos laser, amazonas con ritos sexuales de iniciación (como toda buena amazona…¿verdad?, y favores ambiguos de un príncipe Robinhoodnesco y su tropa de encuerados y viriles zagales con tendencias a la homosexualidad que ayudarán a Flesh Gordon en su lucha por recuperar el planeta Porno de las (¿tiránicas garras de un tipo que pone a la gente a follar para que no se maten entre ellos?) y regresar a Porno a una época de esplendor dónde la orientación sexual sea libre.

Un film que no tiene desperdicio, aunque no sé si compensa ver tanta teta con su horaca y media que dura.

Lo mejor: Una parodia subidilla de tono de las aventuras de Flash Gordon, abunda la absurdez y los desnudos por doquier.

Lo peor: No es para todos los públicos.

Advertencia: Cuidado con las pezoneras.

Kobra vs Dr.Satán

deathless_devil

Canela en rama…una peli Turca, setentera, de ciencia ficción, acción y también de género super heroico, Kobra vs Dr.Satán, que la emoción no os propicie un orgasmo.

La peli nos presenta casi al elenco completo de protas en las primeras escenas, tenemos al prota, al padre del prota, a la futura chica del prota, su padre, y lo que parece ser el hermano de la novia del prota que hace de amigo tonto que no pilla ni a altas horas de la madruga en un pub de puretas y que va disfrazado de Sherlock Holmes, que no pinta una mierda (el bufón de turno) pero si no puede ayudar al menos lo intenta. Después de esta escena sobreviene varias escenas de asesinatos gratuitos, un señor con su traje azul y camisa blanca de mafioso setentero su pelo afro y bigotón, asesina a un anciano de un ataque al corazón, haciendo un gesto muy feo de lanzar un puñal, el buen anciano que ve que el pobre hombre lo intenta aunque no tenga un puñal en la mano, no quiere estropearle la ilusión al sicario y se lleva las manos a un costado dónde no tiene nada clavado y se deja morir sobre el capó de su coche, y hasta tiene el detalle de sangrar, para a ver si así motiva al chaval. Después de este asesinato a priori gratuito, la película nos deja en el despacho del padre del prota, dónde entra el prota a avisar de que han asesinado al anciano, que por lo visto estaba metido en los negocios de su padre y de su futuro yerno, pretexto que el padre aprovecha para hacer una revelación que nos dejará con el culo torcido:

  • Oye mira, que no soy tu padre de verdad, tú eres hijo de un justiciero enmascarado llamado Kobra que se ventilaba a los malos a hostia limpia hasta que el Dr.Satán lo mató. Toma ten esta máscara de sadomaso de colores pardos y estos guantes de látex rosas que dejó tu padre y hala, a luchar contra el mal machote.

El prota que se queda mirando a la máscara y los guantes con cara de “qué coño me estás contando” y vuelve a mirar a su padre, abandona la habitación, no se sabe si desconcertado o si ofendido, no habla, solo se va.

deathlessdevilpic1

Una herencia de puta madre…el Dr.Satán tiene que estar acojonado.

El caso es que el señor del bigote al que le gusta asustar a ancianos, se pasa a cuchillo a la secretaria de la oficina y acaba matando también a su padre adoptivo, justo a tiempo para que el prota entre después de que le haya dado un poco el aire y pudiese digerir la noticia, pillando al sicario con las manos en la masa y empezando un épica pelea en el despacho del padre, dónde el nuevo Kobra, no solo demuestra dar unas galletas voladoras tremendas, sino también tener poderes de teletransporte (o bien el director se cansó de grabar la escena de la pelea después de que le jodieran los muebles) y pasan acto seguido a pelear en el tejado de un edificio, solo para que después de un par de tollinas, Kobra lo vuelva a teletransportar a hostias a el despacho de su difunto padre adoptivo.

El caso es que una vez vencido el sicario, Kobra, su futuro yerno, su futura novia y su futuro cuñado y amigo ridículo, lo atan y lo interrogan, y el sujeto les confiese que hizo todo aquello porque fue obligado por el terrible Dr.Satán que puso en él un dispositivo explosivo que nada más confiesa hace explosión, aunque por la manera en que explota más bien podría deducirse que el dispositivo no era otra cosa que varios platos mal tragados de fabada.

Se descubre pues que el plan del Dr.Satán es hacerse con un dispositivo creado por el yerno de Kobra, que sirve para manejar a distancia vehículos, con intención de usarlo para manejar su ejército de robots asesinos y así conquistar el mundo, que por cierto matan a la gente a abrazos.

The.Deathless.Devil.1972.DVDRIP.XVID-CG.Filipo.avi_004931860

ahh..el poder de amor.

La peli se puede resumir en distintas tentativas de los malos y el Dr.Satan que es un tipo muy alto de piel tonalidad café y un bigote ridículo, secuestrando al profesor y su hija para obtener el artefacto, mientras Kobra va de acá para allá a hostias con el personal y con su amigo ridículo siguiéndole los talones, y dejando poco o nada de trabajo a una policía que ha sufrido recortes en el departamento y solo cuentan con cuatro agentes ¡Los cuales no son rival para los terribles abrazos de los robots de cartón-asesinos de Dr. Satán!

The.Deathless.Devil.1972.DVDRIP.XVID-CG.Filipo.avi_snapshot_00.35.21_[2009.11.27_08.04.30]

Lo último en ingeniería robótica  que el mejor cartón pintado de plata puede ofrecer. (La expresión del profesor lo dice todo)

Lo mejor: El jodido robot y sus mortales tácticas de combate.

Lo peor: Cuando ya empiezan a secuestrar a la novia del prota como por cuarta vez y van todos de acá para allá es fácil perderse.

Advertencia: La risa del malo maloso puede generar convulsiones en el bajo vientre inesperadas.

Marc Mato, agentes-077

[000011]

James Bond no sabe nada, ¿quieres saber qué clase de tío es Marc Mato? Agárrate bien…

Marc Mato es el tipo de tío que podría hacer ese chiste soez sobre tu familia y quedar todavía como un caballero, es esa clase de tío que no es que ligue, es que se las lleva todas de calle chasqueando los dedos y cuidado; nadie… nadie jode al puto Marc Mato, con su épica sonrisa, su acidez, mordacidad, y esas hostias de padre que solucionan casos sin necesidad de encontrar pistas…Marc Mato golpea primero, luego se ríe en tu puta cara y luego ya pregunta…

Bien, ahora que tienes media idea de quién es el jodido Marc Mato, que te quede claro el argumento, unos pobres desgraciados roban una pistola desintegradora sin saber que una agencia va encargar el trabajo de recuperar el arma a… ¡Marc Mato! En el momento de la llamada está dándole lo suyo a una gachí, y cuando Marc Mato está lo suyo, está lo suyo, así que vemos como pasa del culo de la agencia en un perfecto inglés hasta que insiste una segunda vez, para que Marc Mato les diga que cinco minutos más…y así hacerse de rogar…porque joder…¡Es Marc Mato!

El caso es que Marc Mato siguiendo las directrices de la agencia se pega un vuelo hasta Marruecos, a Tánger, no sin antes ligarse a otra gachí (que acabará siendo importante para la historia) y por poco más, a lo que creo que era la madre, o una amiga un tanto mal conservada (lo que tenga más sentido).

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

El caso es que el bueno de Marc Mato nada más salir del avión recibe un disparo de un francotirador y se tira al suelo…¡pero no resulta herido! Porque el puto Marc Mato, siempre lleva en el bolsillo interior de la chaqueta, una chorbagenda aprueba de balas, con lo que un disparo directo al corazón no es problema. El caso es que la peli prosigue haciendo que Marc Mato encuentre justo al contacto en cuestión y va limpiando a cualquier resquicio de canallas, a base de hostias de padre (porque nadie le toca los cojones a Marc Mato) para encontrar la pista o caer en la trampa necesaria para continuar con su “investigación”, solamente que Marc Mato no investiga, pone la investigación en marcha sola a base de puño y bala, y luego sonríe como diciendo, “venga tira, que libras”. Al final todo resulta ser un embrollo de distintos interesados e interesadas que buscan el arma, y que no se cepillan a Marc Mato cuando tienen la oportunidad, porque se lo quieren cepillar de otra manera , guiño guiño (porque joder…¡Que es el puto Marc Mato!)

En general la peli es entretenida, graciosa sin ser comedia, y el puto Marc Mato muy carismático. Desde mi punto de vista no es mala, sino es más bien vieja y con un argumento simple propio de la época casposa de España, no está al nivel de chunguez en ese aspecto que otras pelis del peor imposible.
Una cosa a reseñar es que las leches están bien dadas (vamos que alguna hizo daño) y el actor principal no tiene doble y se curra ciertas escenas jodidas que aprecias por el plus de peligrosidad. Marc Mato es macho y es mucho español y muy español.
Por otro lado el titulo deja algo que desear, debería de haber sido algo como:
Marc Mato. 008 más chulo que un ocho.

Lo mejor: El puto Marc Mato.

Lo peor:  Aunque con el tono que lleva la peli no se percibe como algo serio, hay un par de escenas de evidente violencia de género que duele ver, de hecho la naturalidad con la que se tratan es bastante fea aunque nos recuerda que las cosas han cambiado un poco desde 1965.

Advertencia: (voz de poligonera on) Yo por Marc maaaato, ma-to, vale?

Como ya sabéis, la semana pasada estuvimos dedicados a ver cine del que merece la pena: de sangrientos desmembramientos, de bárbaros musculosos en taparrabos, de tias en bolas… desgraciadamente fue en el festival gijonés Peor… ¡Imposible!, cuyo objetivo es presentar cine chungo, donde las pelis de serie B son derroches de presupuesto y buen hacer.

A pesar de no haber podido ir a todas las sesiones (ya que los fines de semana libres de obligaciones son para tirar dados poliédricos de colorines), un servidor se ha tragado alguna que otra infame peliculilla.

Emanuelle y los últimos caníbales (Joe D’Amato 1977)

Una emanuellexploitation en la que una Emanuelle periodista se lía la manta a la cabeza y se va de excursión al Amazonas a buscar la última tribu de caníbales acompañado de un antropólogo. A lo largo del feliz viaje se les unen varios personajes: una monja, una exploradora y sus indios Felipe y Manolo, un cazador impotente y su mujer, el porteador negro que se zumba a la mujer del impotente…

La densidad de tetas es más o menos de una escena cada 5 minutos, lo que aparentemente puede estar bien, pero llega a cansar tanta escena ya cortando el trepidante ritmo de la cinta, donde los caníbales van cazando a la peña uno a uno para comerse sus pezones e intestinos…

Personalmente destacaría de esta gran obra la escena con los cocodrilos, el chimpancé fumador y cuando parten al cazador impotente a la mitad. Bueno, la banda sonora era especialmente demencial. Y luego el montaje, que es para echar de comer a parte.

Más allá del terror (Tomás Aznar, 1980)

Buuuuuu, una caca de peli. Muy poco ambiciosa para lograr los estandares de cutrismo necesarios.

En esta peli unos quinquis, que matan gratuitamente a todo el que se cruza en su camino, son aparentemente maldecidos por una señora, de esas en plan viuda de pueblo con pañuelo negro en la cabeza, que vive con un crío en una casa, llena de menoras (esos candelabros raros de 9 velas muy usados por judíos), y a los que queman vivos por ser testigos de no sé qué.

Su principal cutrez reside en un guión lento y aburrido… y eso no tiene suficiente chica. Lo único reseñable es que explota una cabeza justo antes de los créditos. No mola.

Tunka, el guerrero (Joaquín Gómez Sáinz [Dan Barry], 1983)

Tunka2Tunka, ¿una apasionante pelicula de bárbaros con el mito de la caverna de Platón de telón de fondo o simplemente gente que va a caballo de un sitio para otro? Me perdí los primeros 5 minutos de peli, así que no lo tengo muy claro.

Parece ser que la historia estaba ambientada en una época en la que las mujeres gobernaban el mundo en plan amazonas, pero unos hombres muy malos se les revelaban y pese a gobernar a todo kiski por la fuerza tenían que recurrir a esclavos hombres. Muy coherente.

Lo que sí es cierto es que la cutrez es muy digna, con las pelucas, las espadas que se doblan y los trajes de las tipas hechos según el patrón de los Picapiedra. A destacar los señores de cejas raras que aparecen. El primero es algo así como un narrador que se dedica a decir incoherencias encima de una roca y a no interactuar con nadie.

El segundo cejudo es una especie de Tino Casal maligno, con un halcón atado al antebrazo, que se dedica a estar por ahí, en plan consejero maligno. Luego resulta ser el mal personificado, como el reaggeton, pero con las cejas lamidas por una vaca. A esto hay que sumarle que maltrataba a su halcón de tanto agitarlo en el brazo durante las escenas a caballo. No pueden decir eso de “durante el rodaje de esta pelicula no se ha maltratado ningún animal”.

Fijaos si será chunga la película que no llegó a estrenarse comercialmente. De hecho, no encuentro el trailer por ninguna parte… así que os tendréis que conformar con el cartel.

Ator 2, el invencible (Joe D’Amato, 1984)

Canela fina. No es tan cutre como la de Tunka, claro, pero el derroche de medios al servicio de la historia nos lo compensan regalándonos momentos que la cinta española no habría podido hacer de haber querido. La escena de AviAtor, sin ir más lejos.

Todo empieza cuando una tipa y su señor padre discuten en el típico laboratorio-cueva (¿Cómo que no es algo común? ¿y que es sino la bat-cueva?) sobre que les va a invadir un señor con bigote postizo y que tiene que ir al confín del mundo a buscar a Ator.

En el confín del mundo, sitio al que la tipa llega caminando, nos encontramos a AviAtor haciendo ejercicios de pecho mediante unas poleas con rocas gigantes, mientras un chino escribe algo que tiene que dejar porque nuestro querido adonis tiene que ejercitar los músculos del abdomen, como no, con un buen entrenamiento a hostias. Todo esto en otro laboratorio-cueva, claro.

A partir de aquí, la cosa empeora… ¡y lo que nos alegramos nosotros!

Lechugas adormecedoras, pólvora hecha raspando las rocas de la pared y polvo del suelo, una serpiente gigante de trapo, la entregada interpretación de la actriz co-protagonista en la cueva de la serpiente que confunde el registro de una escena de terror con el de una de una porno de los 90, la música de cuento de hadas en las persecuciones, la hostia del maloso al señor padre del principio (vease bajo estas líneas y apreciese que dado el nivel de artes marciales del resto de la peli se sospecha que la hostia se la calzó de verdad)… Todo grandes escenas y elementos que conforman esta obra de arte de la espada y brujería como una clasicazo inmortal.

Y luego está la escena AviAtor de la que antes hablábamos, donde el bárbaro con pelazo bombardea a los malos desde un ala-delta sacado de sabe dios donde, después de estar un buen rato sobrevolando el paraje. Tanto vuela el tio que pasa por encima de otro castillo… porque el castillo que se ve desde el aire no es el mismo que el que filman desde el suelo.

A todo esto, después de dejar la tipa compuesta y sin novio, la pelicula termina con una suerte de puesta de sol que muta en una explosión nuclear (con hongo y todo) para dar paso a una escena bucólico-pastoril de Ator montado a caballo durante un minuto o así.

Y como colofón final, como Best practices anotadas para el año que viene, me apunto llevar pizzas para cenar.

¡Qué le vamos a hacer! Es el encanto de lo cutre, que nos atrae cual sirena… Cual sirena de peli de serie B enseñando pechuga.

La semana pasada la hemos consagrado a ver cine chungo en el festival que se celebra todos los años por estas fechas en el Antiguo Instituto Jovellanos de Gijón:

Ciclo Cinematográfico Peor…¡Imposible!  XVII Edición

Muchos de los que habéis estado en las proyecciones sabéis que este cine no es para todos los públicos. No por el hecho de contener escenas no aptas para menores, no, sino porque hay metraje que daña la integridad mental de la persona que lo está viendo. Hay veces que no puedes dejar de quedar catatónico, ojiplático y babeante, pues estas imágenes están aterradoramente mal conseguidas y con un sinsentido que solo puede haber maquinado una mente privilegiada o maldita. Sean vestuarios sacados de un baúl de disfraces, bandas sonoras hechas con un teclado Casio de los que teníamos de niños, actores con dotes artísticas bizarras más allá de los payasos de circo o efectos especiales de trabajo escolar… Todo es posible e inimaginable.

Los cúmulos de despropósitos llegan a tal punto que hacen estallar la caja de las risas. Entre reír o llorar solo puedes escoger lo primero, pues sabes, que aunque al realizar la película en cuestión, hayan gastado dinero, tiempo y recursos de toda índole para conseguir un resultado de éxito negativo, el cine de serie Z tiene ese encanto de inocencia consabida, como la que ves en un niño que anda jugando y se mete un piñazo de muy señor mío y no puedes dejar de reirte pues llega a ser ridículo e irreal.

Estas películas no dejan indiferentes a nadie; son muchos los que no aguantan ni diez minutos de film, otros tantos en un momento dado se duermen de aburrimiento, otros permanecen impasibles y en silencio como si fuera un reto el terminar de ver algo que es como una tortura china y que va a ser todo un logro el soportarlo sin mover un pelo.

A mi forma de ver lo mejor es tomárselo con humor, entre risas y comentarios jocosos por lo bajini, ir destripando la película hasta sacarle todo el jugo. Siendo lo mejor la mesa redonda de después, degustando una buena cerveza y reviviendo las “peores” escenas, retorciéndolas, burlándose descaradamente de ellas y admirando lo difícil que es hacerlo tan mal.

Esperemos que el año que viene podamos ver más del peor cine del mundo.

Durante esta semana se publicaran más entradas sobre este evento, con las sensaciones vividas en las películas.
¡Nos leemos!