El agujero para dos personas estaba unos metros metido en la arboleda, aprovechando una hondonada natural que evitaba las raíces de los arboles gracias a una roca que acotaba uno de sus lados.
Enrique evoca un recuerdo del pasado, había oído alguna vez hablar a su abuelo con su tío, charlando acerca de los viejos tiempos en el pueblo, entre pintas de vino y queso, echando de menos la juventud. Recuerda una tarde de otoño en el que estaban sentados aprovechando el soleado día antes de comer, mientras jugaba por el patio el niño que era Enrique. Recuerda el rojo que asomaba en las mejillas de su tío y esa frase cristalina tan afilada como el frío viento de ese noviembre:
–¡Mira! Vuelven a sangrar los rojos que enterramos en la parcela de Antón– Señalando el suelo rojo por las hojas, en una colina frente al patio de la casa de la familia Clemente. Era la colina donde iban los niños de noche para demostrar su valía, era la colina que no estaba cuidada y arreglada, era la colina de los tres arboles, era la colina de las historias de miedo, era la colina a la que una vez al año un hombre de fuera del pueblo venía a segar y a colocar unas flores, era la colina olvidada. En esa colina había una piedra como la que estaba viendo y los arboles eran del mismo tipo que los que ahora le acogían mientras echaba tierra sobre los dos cuerpos de los Renegados, esos hombres malnacidos. Seguramente que a aquellos rojos del pueblo su tío los llamaban también malnacidos, pero dudaba que hubieran hecho algo parecido a lo de estos depravados a los que estaba dando sepultura inmerecida. Había que ocultar los cuerpos, sino podrían llamar la atención de animales carroñeros, que a su vez fueran seguidos por salvajes como los malditos Renegados.

Ya habían enterrado a la muchacha en el huerto entre arbustos, la mujer de la casa aun seguía allí, silenciosa, inmutable, bañada en la sangre y sesos del hombre que destrozó su hogar. Había colocado unas piedras y unas flores encima de la tumba, arrodillada frente a ellas permanecía con la mirada incrustada en esa tierra, como si esa linea entre sus ojos y la tumba fuera un ancla, una unión que le impidiese salir volando por culpa del huracán desatado en su interior.
Enrique se compadecía de ella pero ahora estaba demasiado inquieto con la situación. Aunque estuvo inspeccionando la zona en busca de más renegados, el disparo de la escopeta podía haber llamado la atención de otras personas y eso nunca eran buenas noticias.
En otras circunstancias pondrían pies en polvorosa sin pensarlo, pero Andrés y Toni no querían dejar a la mujer allí y tenían un montón de preguntas que hacerle, pero ella no decía palabra, al menos todavía.
Ivan había inspeccionado la casa y creía que en ella vivían tres personas y que el que todavía no había aparecido podría ser un hombre de mediana edad. Enrique sabía que era muy posible pues, entre otras cosas, las pastillas de viagra (las cuales ahora estaban en su faltriquera) no era un objeto que dos mujeres gustaran de atesorar.
Ya estaba anocheciendo y no iban a tener más remedio que acampar aquí. Todos sabían que no era mal sitio, la actividad en la casa estaba bien disimulada y en verdad parecía abandonada. El par de ventanas rotas en una de las habitaciones del segundo piso era una buena triquiñuela. Y esa habitación sin lugar a dudas estaba bien aprovechada con unos cultivos hidropónicos caseros. Toni ya había remarcado que solo por eso debían permanecer hasta que pudiesen preguntar sobre ello a la mujer superviviente. Por todo ello Enrique estaba incomodo y esa noche tocaría hacer guardias.

Cuando vuelven Andrés e Ivan con las bicicletas ya es prácticamente de noche, se sientan en el salón y empiezan a compartir los víveres.
Enrique mastica ruidosamente, Toni lee un libro que ha encontrado mientras cena, Andrés ya ha terminado de cenar pues, como siempre, ha engullido su ración como un pato, Ivan bebe sorbos de agua entre bocado y bocado, masticando lentamente y con la mirada perdida, todos callan.
Al entrar la mujer en el salón todos permanecen quietos mirándola, ella hace lo mismo desde la puerta. La tensión se suaviza mientras la mujer busca por los armarios de la cocina y llega con una bandeja llena de diversos alimentos.

–Tomar, comer de esto, gracias por lo que habéis hecho– Cogió una silla y se sentó cerca de una ventana, de espaldas a ellos.

No queriendo desaprovechar la ocasión de comer de aquellos manjares enlatados que hacia mucho tiempo que no probaban, entre satisfacción pecaminosa y vergüenza desataron su gula. Latas de atún, de maíz, de fruta en almibar, de espárragos, de pimientos del piquillo, anchoas y diversas conservas que hicieron las delicias de nuestros viajeros.

–Después de cenar os quiero enseñar algo de debajo de la alfombra– Dijo la mujer siguiendo mirando por la ventana. Estaba calma pero de vez en cuando surgía un suspiro que indicaba que estaba llorando.
La entereza que demostró las horas siguientes fue conmovedora y el compromiso que adquirieron al ver lo que había en el sótano fue de una responsabilidad vertiginosa. No lo sabían, pero sus vidas cambiarían en ese momento y no volverían a ser iguales.

 

 

Aquí os dejamos un pequeño vídeo con el Unboxing del tan esperado V20 Edad Oscura cuyo mecenazgo tuvo lugar a través de Nosolorol, esperemos que os sirva un poco para contener las ganas locas de tenerlo. Esperemos que Nosolorol siga con este magnífico trabajo y dentro de poco nos tenga Mago 20º Aniversario y por supuesto…¡Wraith 20º Aniversario! 😛 ¡Muchas gracias por estar ahí y un saludo de parte de Nadie, del Dado Errante!

La semana pasada desde el 29 de Agosto hasta el domingo 4 de septiembre tuvo lugar en el Centro de Cultura Antiguo Instituto de Gijón, la decimoctava edición del ciclo cinematográfico de pelis chungas, ridículas, descabelladas y divertidísimas como no podía ser de otra forma del Peor…¡imposible!

Cualquiera familiarizado ya con este visionado de películas de libre visionado sabrá que se trata de una actividad cultural que se viene realizando todos los años a finales de verano y que consiste en ver una selección de películas malas…pero malas malas para romperte la caja un rato con tus colegas mientras ves los más absurdos argumentos y los mejores-peores efectos especiales que podrías echarte a la cara, todo ello acompañado de unas conferencias de aproximadamente media hora de duración, que sirven para contextualizar un poco dichos despropósitos o para reivindicar el séptimo arte en todas sus variantes. Es una experiencia que ya muchos conocerán pero nunca está de más recordarle a los cinéfilos o la gente amante de cine de serie B (incluso hasta la Z) chungo y de bajo presupuesto, que nos da una opción más de entretenimiento en las últimas semanas del verano.

A continuación os dejamos una pequeña reseña de algunas pelis que pudimos visionar, ojo que no tienen desperdicio…

Flesh Gordon

Flesh_Gordon_(1974)

 

¿Te gustaba Flash Gordon? ¡Pues Flesh Gordon señoras y señores ahora con más tetas, más culos y más pelo! La premisa de peli en simple: Un emperador (¿del mal?) genérico , pero con tendencias al travestismo está atacando la tierra con su arma disparadora de rayos sexuales. ¡Sí, sí! Rayos sexuales, que hacen que en la tierra los afectados se pongan al tema con ahínco sin importar que estén en mitad de la calle, en la pescadería o en pleno vuelo, como es el caso de nuestro protagonista ¡Flesh Gordon! Acompañado de ¡Dale Ardor! (no es coña) jovencita que casualmente iba en el vuelo con Flesh y que son los únicos capaces de saltar del avión con un paracaídas (y con felación incluida, y sigue sin ser coña) a tiempo de salvarse.

flesh-gordon-31

Su bajeza el emperador Wang.

A partir de aquí las cosas se siguen poniendo raras, ya que caen en la base de un científico loco que al principio les amenaza, y luego cae en la cuenta de que Flesh es el hijo de un colega suyo, y ya que viene con una zagala que está de buen ver y viendo como van las cosas y sabiendo que con el repentino desarrollo de armas sexuales tiene posibilidades de ver tetas con asiduidad, se hacen amigos y les explica la movida. Resulta que los rayos sexuales los dispara el perverso emperador Wang, que al perder el pene (esto tampoco es coña) ha canalizado su frustración sexual en desarrollar un arma para poner a toda la tierra a cuatro patas, y el bueno del profesor chiflado ha creado un falo flotante para viajar por el espacio y llegar al planeta Porno, dónde reside su perversidad, su bajeza, su inmundicia, y demás títulos de decoro, el emperador Wang.

nave pene

ah…¿Que creíais que mentía al decir que la nave era una chorra espacial?

Durante el viaje nuestros héroes pasan más tiempo casi desnudos que vestidos, hasta tal punto que Dale Ardor ya se queda en pelotas por no andar perdiendo el tiempo y tal. El caso es que llegan al planeta dónde se suceden las capturas, reinas desatendidas con pezoneras que disparan rayos laser, amazonas con ritos sexuales de iniciación (como toda buena amazona…¿verdad?, y favores ambiguos de un príncipe Robinhoodnesco y su tropa de encuerados y viriles zagales con tendencias a la homosexualidad que ayudarán a Flesh Gordon en su lucha por recuperar el planeta Porno de las (¿tiránicas garras de un tipo que pone a la gente a follar para que no se maten entre ellos?) y regresar a Porno a una época de esplendor dónde la orientación sexual sea libre.

Un film que no tiene desperdicio, aunque no sé si compensa ver tanta teta con su horaca y media que dura.

Lo mejor: Una parodia subidilla de tono de las aventuras de Flash Gordon, abunda la absurdez y los desnudos por doquier.

Lo peor: No es para todos los públicos.

Advertencia: Cuidado con las pezoneras.

Kobra vs Dr.Satán

deathless_devil

Canela en rama…una peli Turca, setentera, de ciencia ficción, acción y también de género super heroico, Kobra vs Dr.Satán, que la emoción no os propicie un orgasmo.

La peli nos presenta casi al elenco completo de protas en las primeras escenas, tenemos al prota, al padre del prota, a la futura chica del prota, su padre, y lo que parece ser el hermano de la novia del prota que hace de amigo tonto que no pilla ni a altas horas de la madruga en un pub de puretas y que va disfrazado de Sherlock Holmes, que no pinta una mierda (el bufón de turno) pero si no puede ayudar al menos lo intenta. Después de esta escena sobreviene varias escenas de asesinatos gratuitos, un señor con su traje azul y camisa blanca de mafioso setentero su pelo afro y bigotón, asesina a un anciano de un ataque al corazón, haciendo un gesto muy feo de lanzar un puñal, el buen anciano que ve que el pobre hombre lo intenta aunque no tenga un puñal en la mano, no quiere estropearle la ilusión al sicario y se lleva las manos a un costado dónde no tiene nada clavado y se deja morir sobre el capó de su coche, y hasta tiene el detalle de sangrar, para a ver si así motiva al chaval. Después de este asesinato a priori gratuito, la película nos deja en el despacho del padre del prota, dónde entra el prota a avisar de que han asesinado al anciano, que por lo visto estaba metido en los negocios de su padre y de su futuro yerno, pretexto que el padre aprovecha para hacer una revelación que nos dejará con el culo torcido:

  • Oye mira, que no soy tu padre de verdad, tú eres hijo de un justiciero enmascarado llamado Kobra que se ventilaba a los malos a hostia limpia hasta que el Dr.Satán lo mató. Toma ten esta máscara de sadomaso de colores pardos y estos guantes de látex rosas que dejó tu padre y hala, a luchar contra el mal machote.

El prota que se queda mirando a la máscara y los guantes con cara de “qué coño me estás contando” y vuelve a mirar a su padre, abandona la habitación, no se sabe si desconcertado o si ofendido, no habla, solo se va.

deathlessdevilpic1

Una herencia de puta madre…el Dr.Satán tiene que estar acojonado.

El caso es que el señor del bigote al que le gusta asustar a ancianos, se pasa a cuchillo a la secretaria de la oficina y acaba matando también a su padre adoptivo, justo a tiempo para que el prota entre después de que le haya dado un poco el aire y pudiese digerir la noticia, pillando al sicario con las manos en la masa y empezando un épica pelea en el despacho del padre, dónde el nuevo Kobra, no solo demuestra dar unas galletas voladoras tremendas, sino también tener poderes de teletransporte (o bien el director se cansó de grabar la escena de la pelea después de que le jodieran los muebles) y pasan acto seguido a pelear en el tejado de un edificio, solo para que después de un par de tollinas, Kobra lo vuelva a teletransportar a hostias a el despacho de su difunto padre adoptivo.

El caso es que una vez vencido el sicario, Kobra, su futuro yerno, su futura novia y su futuro cuñado y amigo ridículo, lo atan y lo interrogan, y el sujeto les confiese que hizo todo aquello porque fue obligado por el terrible Dr.Satán que puso en él un dispositivo explosivo que nada más confiesa hace explosión, aunque por la manera en que explota más bien podría deducirse que el dispositivo no era otra cosa que varios platos mal tragados de fabada.

Se descubre pues que el plan del Dr.Satán es hacerse con un dispositivo creado por el yerno de Kobra, que sirve para manejar a distancia vehículos, con intención de usarlo para manejar su ejército de robots asesinos y así conquistar el mundo, que por cierto matan a la gente a abrazos.

The.Deathless.Devil.1972.DVDRIP.XVID-CG.Filipo.avi_004931860

ahh..el poder de amor.

La peli se puede resumir en distintas tentativas de los malos y el Dr.Satan que es un tipo muy alto de piel tonalidad café y un bigote ridículo, secuestrando al profesor y su hija para obtener el artefacto, mientras Kobra va de acá para allá a hostias con el personal y con su amigo ridículo siguiéndole los talones, y dejando poco o nada de trabajo a una policía que ha sufrido recortes en el departamento y solo cuentan con cuatro agentes ¡Los cuales no son rival para los terribles abrazos de los robots de cartón-asesinos de Dr. Satán!

The.Deathless.Devil.1972.DVDRIP.XVID-CG.Filipo.avi_snapshot_00.35.21_[2009.11.27_08.04.30]

Lo último en ingeniería robótica  que el mejor cartón pintado de plata puede ofrecer. (La expresión del profesor lo dice todo)

Lo mejor: El jodido robot y sus mortales tácticas de combate.

Lo peor: Cuando ya empiezan a secuestrar a la novia del prota como por cuarta vez y van todos de acá para allá es fácil perderse.

Advertencia: La risa del malo maloso puede generar convulsiones en el bajo vientre inesperadas.

Marc Mato, agentes-077

[000011]

James Bond no sabe nada, ¿quieres saber qué clase de tío es Marc Mato? Agárrate bien…

Marc Mato es el tipo de tío que podría hacer ese chiste soez sobre tu familia y quedar todavía como un caballero, es esa clase de tío que no es que ligue, es que se las lleva todas de calle chasqueando los dedos y cuidado; nadie… nadie jode al puto Marc Mato, con su épica sonrisa, su acidez, mordacidad, y esas hostias de padre que solucionan casos sin necesidad de encontrar pistas…Marc Mato golpea primero, luego se ríe en tu puta cara y luego ya pregunta…

Bien, ahora que tienes media idea de quién es el jodido Marc Mato, que te quede claro el argumento, unos pobres desgraciados roban una pistola desintegradora sin saber que una agencia va encargar el trabajo de recuperar el arma a… ¡Marc Mato! En el momento de la llamada está dándole lo suyo a una gachí, y cuando Marc Mato está lo suyo, está lo suyo, así que vemos como pasa del culo de la agencia en un perfecto inglés hasta que insiste una segunda vez, para que Marc Mato les diga que cinco minutos más…y así hacerse de rogar…porque joder…¡Es Marc Mato!

El caso es que Marc Mato siguiendo las directrices de la agencia se pega un vuelo hasta Marruecos, a Tánger, no sin antes ligarse a otra gachí (que acabará siendo importante para la historia) y por poco más, a lo que creo que era la madre, o una amiga un tanto mal conservada (lo que tenga más sentido).

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

El caso es que el bueno de Marc Mato nada más salir del avión recibe un disparo de un francotirador y se tira al suelo…¡pero no resulta herido! Porque el puto Marc Mato, siempre lleva en el bolsillo interior de la chaqueta, una chorbagenda aprueba de balas, con lo que un disparo directo al corazón no es problema. El caso es que la peli prosigue haciendo que Marc Mato encuentre justo al contacto en cuestión y va limpiando a cualquier resquicio de canallas, a base de hostias de padre (porque nadie le toca los cojones a Marc Mato) para encontrar la pista o caer en la trampa necesaria para continuar con su “investigación”, solamente que Marc Mato no investiga, pone la investigación en marcha sola a base de puño y bala, y luego sonríe como diciendo, “venga tira, que libras”. Al final todo resulta ser un embrollo de distintos interesados e interesadas que buscan el arma, y que no se cepillan a Marc Mato cuando tienen la oportunidad, porque se lo quieren cepillar de otra manera , guiño guiño (porque joder…¡Que es el puto Marc Mato!)

En general la peli es entretenida, graciosa sin ser comedia, y el puto Marc Mato muy carismático. Desde mi punto de vista no es mala, sino es más bien vieja y con un argumento simple propio de la época casposa de España, no está al nivel de chunguez en ese aspecto que otras pelis del peor imposible.
Una cosa a reseñar es que las leches están bien dadas (vamos que alguna hizo daño) y el actor principal no tiene doble y se curra ciertas escenas jodidas que aprecias por el plus de peligrosidad. Marc Mato es macho y es mucho español y muy español.
Por otro lado el titulo deja algo que desear, debería de haber sido algo como:
Marc Mato. 008 más chulo que un ocho.

Lo mejor: El puto Marc Mato.

Lo peor:  Aunque con el tono que lleva la peli no se percibe como algo serio, hay un par de escenas de evidente violencia de género que duele ver, de hecho la naturalidad con la que se tratan es bastante fea aunque nos recuerda que las cosas han cambiado un poco desde 1965.

Advertencia: (voz de poligonera on) Yo por Marc maaaato, ma-to, vale?

 

logoTTT

La triple T puede definir este proyecto que da un paso más allá, en estos tiempos tan difíciles para el teatro, copando un nicho dirigido a los aficionados del terror.

No quiero hacer spoilers y es que la originalidad de la escenografía, su contextualización y los momentos de tensión, llegan a su culmen en un entorno inmejorable como es la Universidad Laboral (Gijón).

Todo empieza mucho antes de la cita. Días antes, el misterio sobre lo que vas a experimentar se acrecenta, mensaje a mensaje, desde el momento en que Nanä se pone en contacto contigo por whatsapp. El último te invita a una hora determinada en un sitio muy peculiar, todo con la suficiente intriga para que el nerviosismo, poco a poco, empiece a imbuirte en el perfecto estado para una noche de terror ¡Muajajajaja!

Desde el inicio ya te meten la adrenalina en el cuerpo; solo deciros que la bienvenida la organizaron de tal forma que hasta los murciélagos, refugiados hasta el momento en los recovecos del monumental edificio, salieron de sus apacibles hogares revoloteando alterados sobre todos nosotros. Como comprenderéis eso ya te pone en alerta.

Ese inicio caótico da salida a una trepidante obra que va con buen ritmo de escena en escena, aumentando tu incertidumbre e inquietud a cada momento. El caos y el no saber muy bien hasta el final lo que ocurre, acrecenta esas sensaciones desasosegantes y es que el atrezzo y la puesta en escena ayuda mucho a todo ello.

Bueno, a no ser que te dediques a reirte como si todo fuera un tren de la bruja, cosa que cuando ocurre desmerece y es una falta de respeto hacia el equipo teatral. Y mira que lo dejan claro desde el principio con sus mensajes de whatsapp antes de la función, pero si con ello no te das por aludido, puedes llegar a destrozar el buen trabajo de los actores.

Déjate imbuir por el buen hacer y la dramaturgia de esta compañía de teatro. Por cierto, algunas de sus interpretaciones llegan a producir desmayos y es que está claro que esta creación no está dirigida a gente aprensiva. No porque te asusten, no; es que te tocan la fibra sensible y la saben hacer resonar para culminar con una frase que cierra muy adecuadamente la tragedia que hemos vivido junto con estos grandes artistas.

Pero no vayamos al final, os contaré la frase con la que todo da el pistoletazo de salida después de la presentación:

Ver, oir y callar.

Algo que saben reafirmar, con la máscara que te obligan a ponerte o quitarte (que da mucho calor) según la conveniencia del momento. Después de la bienvenida apoteósica te la dan marcandote de esa manera como espectador, dejándote claro que ese es tu cometido y tu diferenciación. Muchas veces tendrás ganas de actuar, pues empáticamente te sentirás con la necesidad de hacerlo, pero como en la vida real, harás de espectador de trágicos sucesos en los que no puedes intervenir.
Todo esto acentúa tu tensión, que siendo aderezada con esos momentos en que te obligan a participar de la locura, propicia que al final la trama termine por partirte en cachitos.
Los siguientes días tendrás que recomponerte contando a tus conocidos las sensaciones que has vivido, así terminarás por asimilarlo y apreciarlo en toda su amplitud.

20160824_225939

Ah! Claro, que no os he contado nada de lo que ocurrió durante la obra. Pues sí, porque lo que se vive en Nanä, en nana se queda.

Sólo voy a decir que es una recreación artística de una mezcla de historias reales, por lo que el mensaje que prevalece se hace más profundo.

Como única pega solo decir que si fuésemos menos público hubiera sido más dinámico e inmersivo. Pero claro, una entrada tan barata para dos horas de una experiencia tan especial, creo que es lo necesario para que tenga una mayor difusión. Algo así de bueno tiene que poder estar al alcance de cualquier persona.

Otra cosa a tener en cuenta es que, siendo la primera vez que idean algo así, seguro que hay mucho margen de mejora para posteriores ediciones, y es que la compañía “Con Alevosía Teatro” se ha adentrado en un mundo nuevo que puede dar mucho juego. Ya están preparando nuevo guión pero si no has podido disfrutar de este todavía tendrás ocasión este mes de septiembre.

No lo dudes, sumérgete en una historia que no te va a dejar indiferente.

 

P.D: Para más información entra en la página de facebook de NANÄ

maxresdefault

Este fin de semana me dejé caer por el cine junto con mi querida novia. Dudamos entre ir a Cazafantasmas o a Escuadrón Suicida, ambas pelis con malas críticas, pero dado que buena parte de lo que habíamos leído sobre Cazafantasmas estaba basado en el “poderoso” argumento de que todo estaba mal porque las protas eran mujeres, supusimos que igual no estaba tan mal.

Hay que decir que los trailers auguraban un truño importante de película, por lo que no íbamos con unas expectativas muy altas. También pensábamos que Bill Murray aparecería para salvar la peli. La verdad es que nos equivocamos, en ambas cuestiones.

Primero porque la peli no es mala a torcer, sólo es malilla… o incluso un poco psché. Los chistes son escasos tirando a malos, hay montones de referencias a la de 1984 (con un Bill Murray psché), casi todas las protas son reguleras (menos Holtzmann, claro), los fantasmas y efectos especiales son molones y las escenas de acción están bastante bien. El vocabulario positrónico viene a ser el mismo. No quiero entrar en mayor profundidad porque entro en el terreno de los spoilers.

Para mí el principal problema de la peli es que la historia es flojucha comparada con la historia de Gotza, la Guardiana de la Puerta, el Maestro de las Llaves y toda la pesca. Luego el hecho de que los fantasmas no sean cómicos como en la original hace que pierda un poco el tono. Si juntas esto último con los chistes malos, te da la sensación de que perdieron de vista que la peli era una comedia.

La principal virtud de esta peli es que si conseguimos dejar a un lado la del 84, tenemos una historia de fantasmas, rayos de colorines, reactores nucleares, monstruos gigantes, explosiones de edificios, puertas dimensionales y montones de mocos. ¿No suena mal, verdad?

Ahora un par de memes para reflexionar y me voy a comer, que ya son las 2 y recordad que 9 comidas diarias nos separan de la anarquía.

Star-Wars-Ghostbusters

¡Oh Dios mío! ¡Es exactamente lo mismo! ¡Dejad de copiar mi infancia! ¡Haced algo diferente! ¡Odio esto! //// ¡Oh Dios mío! ¡Es algo diferente! ¡Dejad de destruir mi infancia! ¡Haced exactamente lo mismo! ¡Odio esto!

 

Ghostbusters-meme

Cazafantasmas (2016) no es para este tipo. Él ya tiene dos fantásticas películas, una canción, múltiples juguetes, cómics y 173 episodios de dibujos animados. //// Cazafantasmas (2016) es para esta increíble señorita. Ella también necesita héroes.

los dragones que no sobrevolaban muros

Este artículo está relacionado con una entrada hecha hace unos meses (¿Entornos de alta magia razonables?) y las conversaciones mantenidas con 2 o 3 personas, con quien debatí durante los siguientes días a su publicación (en los propios comentarios del post o vía Google Plus). Entre comentario y comentario decidí que debía escribir otro post explicándome más detalladamente y aquí está. Por cierto, al menos una de las personas (Funs Athal) publicó un artículo a colación del mío en su blog (Buscando fallos en los entornos de juego), cosa que vi unas semanas después si no me falla la memoria.

En el citado artículo digo básicamente que si creamos unas reglas de alta fantasía y con montones de magia (al estilo D&D) y luego recreamos en un mundo basado en esas reglas, dicho mundo va a ser histriónico. Entiéndase que no es una crítica generalizada a los sistemas de reglas de cualquier tipo o a los mundos de alta fantasía.

Quede claro que no me estoy refiriendo a “inspirarse” o “tomar algunas reglas como base”, sino a tomar dichas reglas de una forma más o menos estricta. Digo esto porque está claro que todo es modificable y adaptable hasta el punto de que incluso puedes jugar a rol improvisando todo el entorno de juego y usando piedra-papel-tijera como sistema de juego. Pero para el tema que nos ocupa no estoy lo teniendo en cuenta: cuando soy crítico con este tipo de entornos de alta fantasía no es porque “no lo pueda adaptar”, sino porque “requiere muchísimo trabajo adaptarlo” para hacerlos razonables.

Soy consciente que tanto este como el anterior artículo no pueden ser demasiado objetivos en tanto en cuanto las palabras son ampliamente interpretables, más aún si tenemos en cuenta que la base de todo es la frase: “lo razonable” de los entornos de juego. Para tratar de ser lo más preciso posible indicaré qué quiero decir exactamente con algunos de los términos en los que se basa mi crítica.

  1. ¿Qué es razonable?
  2. El realismo y la coherencia
  3. Cuando la realidad falla
  4. La racionalidad de la sociedad
  5. La “trampa” de la literatura
  6. Lo excepcional y lo marginal
  7. Los dragones que no sobrevolaban murallas
  8. Lo que me dejaba en el tintero

¿Qué es razonable?

En un sentido literal y semántico, ¿qué significa “razonable”? Según la RAE razonable es “Adecuado, conforme a la razón” y “Proporcionado o no exagerado”. Siempre será debatible cual es el límite de lo exagerado, pero en todo caso creo que se entiende el espíritu de lo que intento explicar.

Por ejemplo para mí es razonable pensar en que haya cierto número de magos, sobre todo en el papel de consejeros de nobles, en misteriosas órdenes de hechicería o como sabios y estudiosos, pero no que haya compañías de magos de batalla o que la guardia de las ciudades tenga su dotación de hechiceros para lanzar conjuros de leer pensamientos a los malhechores del lugar.

El realismo y la coherencia

Llevar a la mesa el realismo en mayor o menor medida es uno de los pilares de todo juego de rol. Podemos definir el realismo como “Forma de ver las cosas sin idealizarlas” o como “Modo de expresión artística o literaria que pretende representar fielmente la realidad”.

Por otro lado tenemos la coherencia, definida como “Conexión, relación o unión de unas cosas con otras” o “Actitud lógica y consecuente con los principios que se profesan”.

Cuando se crea un mundo ficticio se suele usar algo como marco de referencia, una realidad ya conocida, para modificarla y crear así una versión alternativa. La mayoría de los mundos de alta fantasía suelen estar inspirados en periodos históricos de nuestra realidad y muy habitualmente se toma como referencia la Edad Media europea. Podemos decir que para muchos mundos la “realidad de referencia”, la “realidad base” a alterar, es nuestra propia realidad histórica.

Podemos decir que un mundo es realista y coherente cuando la lógica de dicho mundo lleva a acciones o situaciones que representan con fidelidad al entorno dado que hemos definido como realidad.

Partiendo de estos conceptos, un mundo ficticio debería contar con suficientes herramientas para describir cualquier situación que se den dentro de sus metafísicas fronteras. La coherencia del mundo debería ser capaz de llevar a su desenlace lógico a cualquier situación que se plantee. Si la realidad alternativa del mundo no tiene definida esa situación lo normal será ir a la realidad tomada como marco de referencia.

Cuando la realidad falla

Y es justo aquí donde empiezan los problemas de razonabilidad: Cuando el mundo ficticio no tiene bien definido algo y la coherencia crea una situación que no tiene equivalencia con la realidad de referencia.

Por ejemplo, ¿qué pasa con la religión en un mundo donde se sabe fehacientemente que los dioses existen? En nuestra Edad Media las diferentes Iglesias eran entidades supranacionales de enorme poder, aunque de cuando en cuando algún rey díscolo les daba la espalda. Al final, muchas instituciones eclesiásticas funcionaban como reinos independientes con sus tierras, sus castillos, sus siervos, sus ejércitos. Y eso partiendo sólo con la fe de la gente… ¡Imaginémonos qué pasaría en un mundo donde los dioses dan poderes mágicos a sus clérigo!

La racionalidad de la sociedad

La racionalidad de la sociedad -que no la razonabilidad- es la “cualidad de racional” de la gente, o en otras palabras, la facultad de pensar y actuar con coherencia en el mundo. Este es otro de los grandes puntos débiles de estos mundos poco razonables: que la gente es aparentemente idiota y no debería ser así. La racionalidad de la sociedad es una parte intrínseca del realismo.

El economista Tim Haford tiene dos fantásticos libros (“El economista camuflado” y “La lógica oculta de la vida”) donde explica de forma sencilla y en términos de racionalidad (y gestión inconsciente de costes) porqué endurecer las leyes no sirve para combatir determinados tipos de crimen, porqué las campañas con prostitutas contra el sida no son efectivas o porqué las pintadas en tu barrio no te preocupan si estás de alquiler.

El mismo tipo de racionalidad debería ser aplicada a los mundos de ficción si queremos desarrollar algo realista. En condiciones normales la mayor parte del mundo va a hacer, lógicamente, lo más provechoso para sí mismos.

En un mundo donde la magia es común y relativamente poderosa (como en los mundos de alta fantasía típicos de los juegos de rol), la sociedad entera estaría profundamente influenciada por la misma.

Sin ir muy lejos, la magia capaz de crear cosas de la nada como comida o fuego que arden sin combustible (cosas normalmente consideradas de poco poder por las reglas) sencillamente trastocarían la economía enormemente. La mayor parte de la población en un mundo medieval no tendría trabajo, al menos tal y como nosotros entendemos el trabajo en el medievo. En una sociedad así la gente sería enormemente distinta a como nos los imaginamos inicialmente, dado que sus necesidades serían muy distintas.

O eso o nos inventamos una realidad donde la gente haga cosas irracionales porque sí…

Por ejemplo, nadie en su sano juicio se iría a vivir a una zona donde periódicamente hay ataques de orcos. Puede que algunos intrépidos aventureros lo hiciesen, pero no habría pueblos o ciudades en regiones así de peligrosas. Por otro lado, tampoco una tribu de orcos pretendería establecer su guarida cerca de una región controlada desde hace mucho tiempo por humanos, elfos o enanos. En un mundo en el que la gente sea racional no habría demasiados lugares donde razas enemigas viviesen relativamente cerca. Podría haberlo, por supuesto, pero serían situaciones excepcionales y temporales, no marginales y duraderas en el tiempo (de lo marginal y lo excepcional hablaré un poco más adelante).

La “trampa” de la literatura

La literatura es una fuente habitual de inspiración rolera y también es rica en entornos ficticios creados muchas veces por el autor sobre la marcha. El hecho de que para muchas historias no es necesario un mundo excesivamente desarrollado juega muy a su favor y constituye un flaco favor a nuestros propósitos si buscamos algo más que inspiración.

Los entornos explotados en la literatura, si resultan coherentes, suele ser porque tiran mucho de un marcos de referencia bien conocidos por el lector, haciendo pocas modificaciones de calado y poniendo algunas cosas excepcionales. Justo ahí está la “trampa”, en que la excepcionalidad que envuelve los elementos clave de la historia no son ni mucho menos comunes en el resto del entorno, están ahí, puntualmente, para el lector.

Si tomamos como ejemplo la obra que prácticamente marca el canon de la alta fantasía, El Señor de los Anillos, vemos esto mismo. Hay magos, pero muy pocos y excepcionales. Hay objetos genuinamente mágicos, pero muy pocos (los Palantir, los Anillos). Hay demonios y dragones, pero su presencia es anecdótica (el Balrog y Smaug). Al final las batallas que marcan los acontecimientos son de hombres contra orcos, con espadas y lanzas, de catapultas contra muros de piedra, con retiradas estratégicas y asedios. Lo que salva a Minas Tirith no es tener a Gandalf lanzando bolas de fuego, sino que Theoden acuda a la guerra. Lo que viene siendo un contexto realista y coherente con un mundo medieval, vamos.

En resumen, en la literatura (al menos en la razonable) lo “mágico” es siempre excepcional, no marginal…

Lo excepcional y lo marginal

Algo excepcional es algo “Que se aparta de lo ordinario, o que ocurre rara vez”. La excepción a la regla. Entiendo que algo excepcional no sólo lo es dentro de su entorno, sino también en la dimensión temporal.

Por otro lado marginal se define como “Perteneciente o relativo al margen” o que “Está al margen” en castellano “común”. En matemáticas algo marginal es algo que sucede sin tener en cuenta el resto de circunstancias. En economía, sin embargo, es el incremento de algo (un coste o un beneficio) cuando se incrementa otra variable relativa a ese algo (se fabrica o se consume una unidad extra respectivamente).

En este artículo el uso que hago de marginal tiene más que ver con la última descripción. Lo marginal es ese algo que da una ventaja extra pequeña pero continuada y suficiente para mover la balanza y romper una situación de equilibrio.

Por ejemplo, y aunque no sea exactamente un mundo de alta fantasía, en la Edad Hyboria de las historias de Conan, Estigia es una potencia porque tiene algunas ventajas marginales, pero principalmente una, la magia negra. No es que no haya magos en otras naciones o que Estigia tenga cientos de brujos de batalla que lancen proyectiles mágicos desde sus carruajes cual nigromante en carro de Warhammer Fantasy. Simplemente tiene la capacidad de provocar hambrunas en un país enemigo sin salir de sus torres y las demás naciones no. Además no es algo excepcional ya que es una situación mantenida a lo largo de los siglos.

En un mundo coherente, las ventajas marginales se imponen con el tiempo y modifican el curso de los acontecimientos. Lo excepcional en cambio, en el largo plazo no tiene influencia en el mundo. Ese es el drama de la insoportable levedad del ser. Al crear un entorno se ha de considerar la historia del mundo, no sólo los hechos puntuales de corto alcance.

Todo esto sobre lo marginal y excepcional y meramente anecdótico viene a que en un mundo donde siempre hay grandes fuerzas y poderes presentes, estas tienen que influenciar de algún modo al resto del mundo. O eso o su relación con el mundo es tan limitada que es como si no existiera, claro.

Los dragones que no sobrevolaban murallas

Como conclusión final, decir que evidentemente todo el mundo es libre de jugar cómo le parezca mejor, faltaría más. Yo personalmente prefiero hacerlo en mundos que guarden una cierta coherencia y realismo tal y como yo los entiendo.

Solo tened en cuenta una cosa: si en el mundo de juego la muerte viene habitualmente del cielo, no confiéis en las murallas y comprad buenas balistas.

– – –

Lo que me dejaba en el tintero

Escribí el borrador de este artículo hace meses y ahora que lo retomé para darle un lavado de cara hay un par de cosas que me parece interesante añadir y que entonces no conocía.

La primera de ellas es que existe un mundo creado a partir de las reglas de D&D y que es bastante literal. Evidentemente ya conocía la obra, lo que no sabía es que el origen era ese: El color de la magia, del difunto Terry Prachet. El mundo recreado es brillante, genial y muy divertido, pero no es el tipo de ambientación que busco para mis partidas.

La segunda cosa es que recientemente empecé una partida a un juego que aunque no es de alta fantasía sí tiene elementos comunes con el centro de este artículo: Eclipse Phase. En este juego transhumanista, la sociedad y la tecnología han evolucionado tanto que el juego invierte cientos de páginas en crear un marco de juego complejo pero coherente para ponernos en situación. Este punto está tan bien hecho que queda claro que si no vas a interiorizar todos esos cambios, si vas a rellenar los huecos con “space opera”, tal vez Eclipse Phase no es el juego indicado para lo que tienes en mente.

Me encantaría encontrar alguna ambientación de alta fantasía con el nivel de profundidad y desarrollo que tiene Eclipse Phase en cuando a cómo cambia la sociedad respecto de lo que nosotros conocemos.

lucifer_vertigo_1

Llevaba unos meses en busca del tomo 9 de Sandman : Las benévolas, tras constatar por mi parte y por la de gente cercana a mí que estaba descatalogado no me quedó más remedio a esperar que lo reeditaran, cuando ¡oh milagro!, una de estas personillas cercanas a mi me regaló el primer volumen de otra de las series de la maravillosa línea de VERTIGO de DC, a la que si bien había estado tentado de comprar, quise esperar a acabar las fascinantes y oscuras, a la par que poéticas, andanzas del bueno de Morfeo y los demás Eternos. Es así como llegó a mis manos este primer volumen del principal antagonista bíblico Lucifer Estrella del Alba, antiguo dueño del infierno que se había amputado las alas y había abandonado su divino cometido en manos de un confundido y algo estresado Morfeo de los Eternos.

Lo interesante del cómics, aparte de sí mismo, es su origen. Al parecer los ejecutivos de DC andaban buscando algo nuevo y fresco que crear tras la que había sido la serie probablemente más exitosa hasta la fecha que habían tenido : The sandman. Así pues cuando en una reunión preguntaron, con el bueno de Neil Gaiman presente, ¿Qué personaje del mundillo del famoso Eterno parido por el señor Gaiman debería ser el escogido para realizar un spin off del mismo? El bueno de Neil no se lo pensó dos veces : “¿Qué tal Lucifer?”. Los ejecutivos, con una mirada de escepticismo, observaron al resto de la mesa y preguntaron si a alguien más se le ocurría algo, y al no llegar a una conclusión, la reunión se pospuso por un tiempo.  Llegado el momento tuvo lugar una segunda reunión, dónde se produjo la misma pregunta….y nuevamente la misma respuesta por parte de Gaiman : “Lucifer”. Gaiman tenía por seguro que si había un personaje ideal por su concepto y trasfondo para un spin off, ese era Lucifer. Nuevamente los ejecutivos, no demasiado entusiasmados con la idea, preguntaron si a alguien más se le ocurría algo; la respuesta fue negativa.

Finalmente, para no alargarlo, Lucifer salió como el personaje elegido para el spin off de Sandman, a manos de Mike Carey, ferviente admirador de la obra de Neil Gaiman, y que en palabras de este último, había hecho un trabajo aún mejor con su visión de Lucifer que la de él mismo.

Tras haber leído el primer tomo, no cabe duda de que el trabajo ha sido estupendo. Lucifer resulta un protagonista carismático y cabrón que encarna perfectamente el concepto gris-oscuro que le otorgó Gaiman en The sandman. Las historias que se narran siguen teniendo esa atmosfera oscura y fantástica que hizo grande a Morfeo y al resto de los eternos, y podremos encontrar a personajes secundarios ya aparecidos en The sandman, mientras comparten las peripecias con las que se va topando el príncipe de las mentiras en su nuevo contrato temporal con el cielo. Oscura, interesante, a veces sórdida y con un carisma arrollador, la serie promete desde el principio ser una cita obligada para aquellos que disfrutaron con las historias de Sandman y seguidores de la línea VERTIGO, esa línea tan maravillosa de la que parece que DC no se acuerda cuando se pone a hacer películas o series, más que en rara excepción.

 

Nota: Por lo visto hasta ahora resulta muy, pero que muy prometedor.

dado-errante-batman-año-uno-frank-millerHallábame yo con mi querida novia, hace ya algunos años, rebuscando en una tienda de viejo cual hipsters en el rastro cuando nos encontramos con un cómic nº 2 de Batman, el cual no sólo tiene las partes 2 y 3 de la famosa y reedita hasta la saciedad Batman: Año Uno de Frank “Aynrandiano” Miller (lo cual me gustaba a mí) y una portada molona (lo que le gustaba a ella), sino una carta que llevaba siendo publicada en aquellos entonces tres años en diferentes cómics usamericanos.

El caso es que con tanto pensar en Batman v Superman (cuidado “v”, no “vs”, que es un matiz extremadamente importante según algunos) y tanto intentar que me gustase (la he visto una segunda vez y tengo que reafirmarme en mis opiniones) me ha devuelto a la memoria dicha carta que, firmada por un tal Mark Delaney, explica a la perfección la quintaesencia del coleccionista de cómics. Si bien es un poco exagerado, hay que verlo desde el punto de vista estadounidense. Esta es la carta…

Debo estar loco.

Tengo en mis manos la copia mas perfecta del #18 de Batman (1943 Golden Age) que un coleccionista podría soñar poseer. Pagué por ella 175 dólares (el duro trabajo de cuatro días). ¿Estoy enfermo? ¡Que alguien me lo diga!

Mi problema comenzó cuando tenía nueve años de edad. Mi madre me daba un cuarto de dólar cada semana para mis gastos, y mientras mis hermanos se gastaban el dinero en dulces y refrescos, yo solo compraba dos cosas: Un dulce gigante de 10 centavos y un comic-book de doce centavos. Tratar de escoger el título, el único título que me iba a comprar en toda la semana, era siempre algo traumático.

Batman era mi personaje favorito, así que los comics protagonizados por él eran siempre mi primera elección.

El tiempo pasaba, yo compraba un Detective por aquí, un Justice League por allí…Mi paga aumentó, pero también aumentó el precio de las revistas, así que nunca pude comprarme todos los títulos que me gustaban.
Finalmente, cuando cumplí los 14 años, mi querida madre cogió la caja donde guardaba la colección… y la tiró a la basura.

Aquello me dolió, pero no me destrozó el corazón. Después de todo, me dije a mi mismo, ya estoy muy mayorcito para leer comic-books.

Punto y Aparte.

Edad: 24 años. Estaba en casa enfermo, con fiebre… Mi novia me llamó, ofreciéndose para ser mi enfermera… y yo acepté.

Era una gran chica. Cuando me vio envuelto por las sabanas blancas, se ofreció para ir a la tienda de la esquina para comprarme alguna cosa. “¿Quieres una Seven-Up?” me preguntó. “¿O una naranjada?” “Cualquier cosa” dije yo, “cualquier cosa”… pero justo cuando se iba a marchar, algún pequeño demonio se pegó a mi lengua y la detuve un momento antes de que cerrara la puerta. “¡Eh!” dije, “una cosa mas. Traeme un comic-book de Batman… Ok?”

Ella se giró y miró extrañada, como si nunca hubiera oído la palabra “comic” en su vida… “¿Un que?” me dijo…”Un comic” repetí. “un Batman” “¿podrías conseguirme uno?…” “Bueno, esta bien…” me dijo.Sucedió, desgraciadamente que mi chica no sabía demasiado de comics: Volvió con un Superman, un Flash y un She-Hulk.

Daba lo mismo, estaba enganchado de nuevo. Pronto descubrí que existían librerías especializadas en comics, y cometí todo tipo de felonías hasta dar con ellas.

¿Y que fue lo primero que descubrí cuando cuando estuve en ellas?

Ta-daaa ¡¡Números atrasados!! ¡Bendita cuenta bancaria Batman! No solo podía comprar todas las novedades, sino también todos aquellos comics antiguos que mi madre había tirado.

Estaba en el cielo, emborrachado con el olor de la tinta y papel. La vida era Batman, Batman….¡Batman! En un año conseguí todos los números del 145 en adelante.

Y entonces…

La Golden Age. ¡Oh Dios mío! ¡En aquellos lugares tenían comics de la Golden Age! Me gasté solo en ellos 412 dólares en dos meses. Junto con el Batman #18 siguieron los números 7, 8, 9, 11, 14, 23… y un larguísimo etc… Llegaba a casa desde la librería con la sangre hirviendo, con el sentimiento de culpa que un alcohólico sentiría después de haber vendido el coche de la familia y haberse gastado el dinero en bebidas.

Tuve que empezar a controlarme.

Finalmente, fui capaz de contener el aliento y controlar mis gastos. Me forcé a mi mismo a frenarme, a comprar comics atrasados con menor frecuencia.

Aunque a veces un extraño tic viene a mi ojo derecho, y me encuentro a mi mismo firmando cheques por cantidades exorbitantes, soy en el fondo una persona completamente estable.

Lo soy…de verdad.

Mirando a la pared desde mi máquina de escribir veo dos piezas de arte originales. Son unas páginas muy bellas que pertenecen al número 526 de Detective Comics. Están dibujadas por Don Newton y Alfredo Alcalá. Una es la página 44 y la otra la página 46. Y sigo pensando…¿No sería bonito tener tener también la página 45? Así tendría un tríptico. Me pregunto… ¿Cuánto querrá el chico de la tienda de cómics por ella…?

¡Doctor Ayúdemeee…!

Tus frikadas ya no son tan frikis. ¡Aunque lo intentes!

Ahora la vida es cada vez más pública, nos gusta sentirnos orgullosos de lo que antes nos daba vergüenza. Los jóvenes hablan desde las redes todo lo que se les pasa por la cabeza, se opina abiertamente en un país en el que hace poco había una dictadura, haciendo de la terapia pública, de la sentencia y la confesión una fiebre con tintes de todo tipo, haciendo que la realidad sea casi un viaje psicotrópico.
Los cambios se suceden sin que los asimilemos o sin importarnos darles el peso que tienen y en realidad es difícil pues la gravedad es creciente. Si paramos nos caemos en espiral, mantenemos el equilibrio gracias a seguir rodando.
Una caja musical con un carrusel de circo donde no somos los espectadores, sino los actores, y dando cuerda está el sistema tan bien engranado.
El espectáculo debe seguir y nos dan todo lo que necesitamos, se fijan en todos los detalles para facilitarnos nuestras necesidades… Mmmmm… Bueno igual no, igual simplemente generan nuestras necesidades en base a lo que somos. ¿Quiénes somos? Saben muy bien de que pasta estamos hechos, pues son conscientes de todas nuestras rarezas. Ya no somos tan frikis porque han estudiado los metadatos con amplitud y nos meten en grupos de mercado.

Pero… ¡Oh!

¿Qué está pasando?

¿Estoy diciendo que el sistema se ha vuelto friki?

Sin duda ha tenido que ampliarse con tantos gustos, etiquetas y hashtags, que ya no sabe si está controlando o está siendo controlado por la marea de información que desprendemos.
En verdad dejamos rastro digital, yo diría que incluso impronta.

Hemos forzado a las multinacionales a ser flexibles y serviles.
¿Estaremos siendo activistas sin saberlo gracias a nuestras frikadas?

¿El mundo estaría cambiando democráticamente si todos estuviéramos conectados por la red?

Trazar líneas de conexión entre análisis de gustos, en base al espionaje global de la gente, y el que ahora haya cosas para todos los gustos, no creo que sea una conspiranoia de las que hacían en la guerra fría. La realidad siempre supera a la ficción.

Es más, si te fijas, mucha gente está haciendo de su vida un reality, desde youtubers hasta madres que graban y ponen todo lo que hacen sus hijos pequeños. El Gran Hermano de George Orwell y los episodios de Black Mirror son reflejo de la actualidad.

¡¡¡Hasta los animales tienen sus seguidores!!!

Tenemos asumido nuestro papel en esta obra mundial.
¿No creéis que somos grandes actores?

”Forzoso es hablarle al vulgo en necio para darle gusto”
“Ser o no ser, esa es la cuestión”
“La vida es sueño”

La privacidad ha sido vulnerada pero todavía nuestras mentes son un reducto de originalidad sin patentar, pero… ¿Quiénes somos?

¡Uy!

Y si nos implantaran internet en el cerebro… ¿Llegaremos a compartir todo sin reservas?

¿La transparencia será un logro o una lacra?

El “just in time” nos hace cambiar a todos por igual. ¿Somos más heterogéneos ahora o menos?

¿El gran peligro que se avecina es la falta de creatividad pues todo será normalizado?

¿La evolución del ser humano está en peligro?

¿El friki ha muerto?

Chan chan chaaaaannn