Colapsis (0) ¿Premonición Real o Sueño Ficticio?

Ahora que con estas cinco entradas he presentado a nuestros intrépidos supervivientes quiero explicar un poco como surgió esto de Collapsis. No se si he logrado trasladar, a estos personajes, ese matiz de personalidades con claroscuros que tanto me gusta. Para sentirlos como personas reales, en ellos creo que se tienen que mezclar bondades y maldades, conformando virtudes que no pueden desligarse de los pecados.

Arranquemos por el principio: Todo empezó con un sueño ajeno a mí.
Nunca se sabe de dónde puede venir la inspiración, pero las imágenes descritas esa mañana de domingo después de la frase; “he tenido un sueño rarísimo”, fueron el desencadenante de que, justo en ese momento, quisiera dejar constancia por escrito de ello.
(Espero que no fuesen sueños premonitorios)
Me invadió un sentimiento de premura tras lo que me habían contado con la persiana a medio subir. Con miedo a volverme a enredar entre las sábanas, me levanté y me puse delante del teclado. No tenía ninguna pretensión, solo me parecía que tenía que escribir para no olvidar, eso sí, con lagañas en los ojos. Resultó que según escribía las breves escenas, más tenía que escribir y así empecé con Collapsis.

Muchos ya sabéis que, estas entradas en el vloj, no son parte de la novela que empecé aquel día hace más de año y medio, pero puede que en un futuro estos personajes lleguen a juntarse con los de la ciudad tras los muros de hormigón, esos que en las 190 páginas que tengo escritas todavía no saben exactamente qué van a hacer.

Y es que este mundo post-apocalíptico que trato de describir, da cabida a múltiples entornos hostiles donde explayarse a gusto y poder desahogarse intentando decir que todo puede ser peor que en la realidad… aunque en el fondo no sea así.
Mi ficción la hago porque la necesito hacer, necesito convertir las locuras que ocurren ahora en cosas más terribles aún, meter a la humanidad en un atolladero monumental porque es su justo castigo y así expiar mis propios pecados de pereza por no involucrarme en la realidad actual. Necesito mostrar un mundo que no es tan diferente al nuestro para poder entresacar qué es lo que nos hace seres humanos e intentar entender qué queda de ello después de esta disección. ¿Cuales son los valores humanos que debemos fomentar para encontrar nuestro sitio en este mundo tan cambiante?
Vivimos en una sociedad que todo lo cuantifica y le pone clichés, de una rapidez voraz, donde no te da tiempo a ubicarte y si lo haces, descubres que eso ya ha cambiado, no sabes quien eres ni tienes las herramientas para saberlo, pues tu vida no la vives sino que la expones para que te digan como es.

Con la calma del apocalipsis apretó un stop para la humanidad e intento encontrarnos como individuos y como sociedad en un nuevo intento, donde necesariamente se tiene que reinterpretar todas las ideas y en la que seguramente se caiga en los mismos errores… o no.

Nos leemos!!!

P.D: Se que muchos queréis leer la novela, pero creo que tendréis que esperar a que haga una nueva revisión a conciencia… De momento espero que encontréis consuelo en esta historia paralela.

5 comentarios

    1. Your description of snow’s transformative powers is so evocative that I wish I could have a snow day! And you know I can’t believe I’m actually saying that. It’s been raining hard here all day, so we’re almost there … all we need is a 40-degree drop in temperature to turn Tallahassee into a white winter wonderland!

    2. I also loathe strapless bras, but in my case, because I have too much to hold up and they always end up near my waist (damned gravity! I shake my fist at you!). I LOVE the green with the different shades of blue – and it's so nice to see you in a pencil skirt! You look very ladylike but still very funky. As soon as I saw your post title, I started humming that song. My brother had that album on record. Great vision of you karaoke-ing!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *