Contextualizando Vampiro VI

gangrel-com-protean

Las sectas y la mala publicidad

Hay partidas muy interesantes que pueden servir para determinar a qué secta acaban uniéndose los jugadores, o por el contrario si se convierten en vampiros independientes. Ahora bien, el coquetear entre sectas es un tema peliagudo, ya que si una secta se entera que están jugando con ella las consecuencias pueden ser terribles. Cualquier vampiro lo suficientemente ingenuo para pensar que puede salirse con la suya se llevará una desagradable sorpresa.

Hay crónicas que pueden contar como un grupo, desencantado con alguna de las sectas la abandone y se una a otra, esta es una buena idea y puede dar para mucho. Lo importante en cualquier caso es la coherencia que siga a esta elección, teniendo sobre todo en cuenta la perspectiva que tienen las sectas la una de la otra, ya que existe un fuerte adoctrinamiento y estereotipos (la mayoría de veces equivocados) que explotan para mantener la lealtad de los vampiros bajo su amparo. Por lo general el Sabbat y la Camarilla reafirman de forma continua lo mala, corrupta, o estúpida que es la secta contraria sin tener un conocimiento ni cerca de fiable para hacer estas afirmaciones, lo cual explica por ejemplo que la Camarilla se dirija a veces al Sabbat como “la mano negra”, cuando realmente “la mano negra” es una fuerza militar especializada dentro de la propia secta del Sabbat (y en muchos aspectos también un misterio para la misma).

En definitiva, los jugadores no deberían ir saltando entre sectas como si de un juego se tratase, ya que por lógica, si fueron abrazados por camarillas, lo normal sería que teman u odien al Sabbat, y estos a su vez los desprecien haciendo desde todo punto de vista imposible que colaborasen o se entendiesen, lo que por otra parte no quita que intenten convencer a sus contrarios de que abandonen a los monstruos con los que están y se unan a sus filas.

 

Los Independientes

Los independientes no son una facción, no son una secta, son precisamente aquellos clanes de vampiros que tienen el suficiente poder, influencia, riqueza, o en alguno de los casos jeta como para no necesitar la protección de una de las dos sectas mayoritarias (Camarilla o Sabbat). Sin embargo cuentan con sus antitribu en el caso de los Assamitas, Ravnos y Setitas, pero no de los Giovanni que solo son fieles a su clan y tienen prohibida la participación en la Yihad por el crimen de haber extinguido al antiguo clan Capadoccio y diabolizado a su tercera. Por supuesto, lo tengan prohibido o no todos estos clanes independientes participan de un modo u otro en la historia de todas las noches, bien sea vendiendo sus servicios, haciendo favores que luego se cobrarán ,causando caos por diversión o por rentables negocios .Tienen o pueden tener contacto con las sectas ,cosa que sin duda hacen ,y también resulta una buena idea para una crónica.

Un vampiro que no forme parte de las sectas mayoritarias sin hacer falta  que sea de un clan independiente puede ser independiente. Obviamente aunque no sean plato de gusto, las sectas dan una “seguridad”, y un vampiro para ser independiente ha de tener los recursos para asegurarse su supervivencia. Nadie velará por ti.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *