Zyberpunk, el origen

zyberpunk

Ya hemos decidido que queremos jugar con zombies y con el cyberpunk, ¿no? O sea, que queremos Zyberpunk. Bueno, pues lo primero es pensar a qué se debe la visita de nuestros no-muertos adversarios.

Hay muchos motivos por el que puede haber zombies merodeando por el mundo. Pelis, libros, cómics y videojuegos dan buena cuenta de ello. Los juegos de rol especializados son una gran fuente de información al respecto. Yo me voy a centrar en las causas más comunes.

Origen científico-tecnológico

En un entorno cyberpunk los zombies resultado de experimentos pueden ser los más acertados. Este origen puede ser tan descabellado como la sustancia 2-4-5 trioxina (si no has visto El regreso de los muertos vivientes siéntete culpable e indigno) o tan razonable como que en realidad no son exactamente no-muertos, sino cadáver animados mediante nanotecnología y controlados por ordenador. Como Robocop, pero cayéndose a cachos.

Probablemente el recurso del virus mutante es uno de los más socorridos, conocidos y celebrados orígenes zombies. Aquí cabe todo tipo de interpretaciones: humanos bienintencionados jugando a ser Dios, una mala jugada del destino, una malvada corporación buscando crear el arma perfecta, una malintencionada multinacional creando un arma biológica que se le escapa de las manos…

De más allá de las estrellas

Un meteorito relleno de crema resucita-zombies cae a la tierra con tan mala suerte que contamina un río cercano a una ciudad y a partir de ahí ya se sabe lo que pasa… Esto es un poco como decir “lo hizo un mago”, sólo que en mundos tecnológicamente avanzados.

Como punto extra esto de que algo venido de más allá de las estrellas convierta a la gente en monstruos le puede dar un toque lovecraftiano a la partida que siempre mola.

Hay grandes películas inspiradas en esto de cosas malas que caen del cielo y que putean al personal. Así a bote pronto se me vienen a la mente Stuff el yogur asesino, La granja maldita y La noche de los zombies calientes… sólo la última es de zombies en sí misma, pero bueno se entiende el concepto, ¿no?

Movidas sobrenaturales

Vale, así de primeras lo de “lo hizo un mago” no pega mucho (bueno, igual sí: es muy como de Uwe Bol), pero si algo nos ha enseñado juegos como Kult, Shadowrun, Mutant Chronicles y la nave en Horizonte Final es que se pueden meter cosas abundantemente sobrenaturales en un entorno más o menos tecnológico y que todo siga molando.

Posesiones demoniacas o del bajo astral (signifique lo que signifique) que vuelven a la gente zombie y energías oscuras liberadas -por error o no- por un hechicero moderno que bien podría ser colega de Constantin (el de Hellblazer) son explicaciones resultonas y adecuadas pero hay una más guay todavía… ¡Vudú!

El vudú puede tener una aproximación esotérica, pero también una natural (drojas en el colacao). Además puede cubrir perfectamente el cupo de religión o visión espiritual alternativa y exótica que suele haber en toda obra cyberpunk. ¡Y encima es un guiño en toda regla a la Trilogía del Sprawl! (si no sabes de qué trilogía estoy hablando tal vez no deberías estar leyendo este artículo).

Al estilo Romero

Este es el origen más auténtico junto con el tema del vudú. La cuestión es que George Romero no consideraba necesario explicar el origen de los zombies ya que son una metáfora de la sociedad alienada y descerebrada, no monstruos que haya que justificar.

También puedes meter zombies a saco y que los jugadores disparen hasta que se les acaben las balas y luego corran… y ya si eso vas pensando cómo lo explicas todo. Con un poco de suerte todos los PJs morirán y podrás decirles que todo se explicará en una futura partida…

* * *

Bueno, hasta aquí llegamos por hoy. En la siguiente entrega… bueno, ya veremos que escribimos.

Por cierto, podéis leer la fantástica introducción de superunknown al tema del zyberpunk aquí y seguir el resto de los temas en la etiqueta zyberpunk.

1 comentario

  1. Muy divertido el articulo, la verdad siempre me gustó una buena historia de terror para jugar de ahí que me mole tanto la Llamada, o ahora que lo conozco Kult. En cuanto a los Zombis se ha puesto todo el mundo un poco pesadito con el tema (no me entendáis mal, me refiero a que ahora hay videojuegos, películas, series, libros, comics…) y parece ser que está de moda. La idea es igualmente buena, en un presente que está bastante sobrecargado de cadáveres andantes. Genial artículo como siempre con ese toque de humor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *